La importancia de las pruebas en el desarrollo de los acoples rápidos

La búsqueda de soluciones innovadoras solo es capaz de crear un progreso real si va acompañada de un riguroso sistema de pruebas que simula las condiciones de uso: de hecho, el uso práctico es el juez más estricto y exigente para un acople rápido.

Operando en el sector durante 60 años y respondiendo a las necesidades de un mercado global y multisectorial, Stucchi ha perfeccionado su proceso de desarrollo de nuevas ideas y productos para circuitos hidráulicos, que incluye la verificación de su funcionamiento correcto en diferentes condiciones que reproducen las situaciones de la aplicación final.

Stucchi dispone así de un área de pruebas a la vanguardia, que permite realizar las pruebas necesarias para el desarrollo de los productos y su certificación para el uso, así como para satisfacer necesidades específicas de verificación solicitadas por los clientes: antes de ser introducidos en el mercado los nuevos acoples son de hecho sometidos a las pruebas indicadas por la norma internacional ISO 18869 (Hydraulic fluid power – Test methods for couplings actuated with or without tools) y, cuando es necesario, también a pruebas específicas solicitadas por los fabricantes.

flat-face

Los parámetros que Stucchi mide durante estas pruebas conciernen:

  • Presión pulsante: para verificar la resistencia en el tiempo del acople sometido a los ciclos de presión que pueden ocurrir en las aplicaciones más pesadas;
  • Presión de explosión: para verificar el margen de seguridad entre la presión de funcionamiento y la presión de ruptura;
  • Flujo: se comprueba el volumen máximo de fluido que puede pasar por el acople rápido en condiciones de trabajo particulares, estableciendo el límite máximo sugerido para garantizar un rendimiento óptimo;
  • Pérdidas de carga: para medir las pérdidas de carga causada por la turbulencia que se produce durante el paso del fluido en el acople y así permitir a los fabricantes del sistema dimensionar correctamente las bombas para alcanzar el rendimiento deseado;
  • Carga de acoplamiento/desacoplamiento: es medida la fuerza necesaria para realizar el acoplamiento y el desacoplamiento del acople rápido;
  • Derrame: en fase de desacoplamiento se observa si se verifican dispersiones del aceite y se evalúa la cantidad; un acople rápido correctamente diseñado minimiza, si no elimina completamente, el derrame, ofreciendo mayor seguridad en el lugar de trabajo y previniendo contaminaciones ambientales.

Todas las informaciones extraídas en el curso de estas pruebas son indicadas en los datos de las fichas del producto, que suministran así todas las indicaciones para el uso correcto del acople rápido.

Gracias a su compromiso en la investigación, en el desarrollo y en las pruebas de sus productos, Stucchi garantiza desde hace 60 años un flujo constante de soluciones para acoples rápidos: descubre más contactándonos.

Contáctanos
Está visitando nuestro sitio web con Internet Explorer 11. Para una mejor experiencia de navegación, le recomendamos que actualice su navegador.
Descargar un navegador .