Acoples rápidos: diferentes materiales para diferentes ambientes

Los acoples rápidos se utilizan en muchos sectores, desde la agricultura hasta la extracción de petróleo y gas, desde el movimiento de tierras hasta el transporte por carretera, pasando por numerosas aplicaciones industriales, incluidos los sectores químico y alimentario.

Por lo tanto, el diseño y la realización de los acoples rápidos deben tener en cuenta una gran variedad de factores y condiciones de uso, con el fin de garantizar altos niveles de calidad y seguridad con una línea completa de productos.

Por este motivo, Stucchi se dedica desde hace casi 60 años al desarrollo de soluciones de vanguardia, capaces de satisfacer plenamente las necesidades y los estándares de todos los sectores en los que los acoples rápidos son un componente fundamental para el funcionamiento diario y el éxito de la empresa: la calidad del trabajo de Stucchi mejora el rendimiento y evita accidentes que pueden causar daños económicos, humanos y medioambientales.

Uno de los aspectos cruciales en la realización de los acoples rápidos es la evaluación de su exposición a la corrosión: este daño gradual del componente varía según el entorno en el que se utiliza, desde aquellos en los que se produce muy lentamente hasta aquellos en los que el proceso es particularmente agresivo y rápido.

Se pueden identificar algunos casos generales:

  • Corrosión baja: no existen condiciones ambientales particulares y se utilizan fluidos hidráulicos que, si se mantienen libres de contaminación, no dañan los circuitos;
  • Corrosión media: relacionadas con el fluido utilizado, como por ejemplo en el caso de los sistemas de refrigeración que utilizan soluciones a base de agua;
  • Corrosión alta: en estas condiciones, los acoples rápidos deben soportar un entorno hostil, como es el caso de las plataformas petrolíferas en alta mar.

Para responder a estas diferentes condiciones, se utilizan tres materiales principales para hacer los acoples rápidos:

  • Acero al carbono: es el metal más utilizado en los acoples rápidos, ofrece un buen equilibrio entre sus características técnicas y comerciales y destaca en entornos de baja corrosión;
  • Latón: fácil de mecanizar, tiene buena resistencia a los fluidos medianamente corrosivos.
  • Acero inoxidable: este material es muy común en la vida cotidiana, pero en el campo de los acoples rápidos se utiliza principalmente en condiciones de alta corrosión; es extremadamente resistente y duradero, lo que lo convierte en la elección de excelencia para el sector marino y las plataformas en alta mar.

Para mejorar las características de estos materiales, Stucchi también ofrece tratamientos protectores como:

  • Chrome 3: que se aplica al acero al carbono es el tratamiento más utilizado. Se trata de un tratamiento de galvanización de la superficie con zinc y cromo que aumenta significativamente la resistencia a la corrosión;
  • ZincNickel: alternativo al Chrome 3, es un tratamiento de galvanización de la superficie con una aleación especial de zinc que mejora su resistencia a la corrosión;
  • QPQ: es un tratamiento térmico que combina la dureza superficial de los injertos con una buena resistencia a la corrosión.

Estos materiales y tratamientos que intervienen en la realización de los acoples rápidos son el resultado de un trabajo constante de investigación y desarrollo realizado por Stucchi para asegurar la calidad del producto final: para obtener más información, contáctanos.

Contáctanos
Está visitando nuestro sitio web con Internet Explorer 11. Para una mejor experiencia de navegación, le recomendamos que actualice su navegador.
Descargar un navegador .